Envio Gratuito

Ofertas

No hay ofertas en este momento.

¿Qué haríamos sin San Valentín?

09/02/2015   0 comentarios San Valentín

Written by

Después de largos meses sombríos de duro invierno San Valentín llega con una explosión de color... todo es de color rosa. Incluso el puré de patatas en los platos de las parejas que celebran este día especial son de color rosa.

La primavera está casi aquí y de repente nos damos cuenta de que después de todos los vinos tintos robustos, con cuerpo que hemos consumido durante el invierno, tal vez un vino rosado sería perfecto para acompañar la cena de esta noche tan especial, y muchas otras cenas que vendrán. Así que vamos a abrir la puerta a la primavera, aunque sea un poco temprano, y vamos a empezar a explorar el mundo del subestimado vino rosado.

En los últimos años los vinos rosados ​​están disfrutando de una creciente popularidad. Después de haberse considerado como una alternativa poco convincente a los vinos tintos y blancos, los vinos rosados ​​han consolidado firmemente su propia identidad. Muy pocos rosados tienen crianza en barricas de roble, la mayoría se vinifica como vinos jóvenes con una pequeña maceración con los hollejos. Es un estilo fundamentalmente joven, fresco y afrutado. Fresa o frambuesa tienden a ser los aromas predominantes que podemos identificar fácilmente. Sin embargo, la gama de estilos es amplia. Los rosados ​​españoles tienden a ser vinos mono varietales, es decir, vinos elaborados a partir de un solo tipo de uva.

Navarra ha sido considerada como el hogar del rosado español, generalmente elaborado a partir de la uva Garnacha, aunque también se elaboran algunos muy buenos de Merlot y Cabernet Sauvignon. Un excelente ejemplo de esto es el vino Orvalaiz, elaborado con Cabernet Sauvignon, un vino muy rico con bastante cuerpo, que ha ganado muchos premios a lo largo del tiempo, siendo el último una medalla de oro al mejor rosado en la reciente Feria del Vino de Torremolinos . Este vino lo puedes comprar haciendo click aquí. Sin embargo, hay excelentes rosados ​​elaborados en la región del Penedés catalán. Los producidos en La Rioja tienden a ser similares en estilo y cuerpo a los de Navarra. Sin embargo, los rosados ​​de Cigales , situado en Castilla y León, cerca de las regiones de Ribera del Duero y Rueda son muy diferentes. Por lo general, elaborados con la uva Tempranillo , que tienden a ser más austeros en el paladar, con una acidez más notable, pero sin perder su maravilloso sabor a fruta fresca.

Los estilos de rosados ​​son verdaderamente diversos. El Gran Caus Merlot Rosado, de la bodega Can Ráfols dels Caus, situada en la comarca del Garraf del Penedés es tan oscuro de color que a uno se le puede perdonar por confundirlo con un vino tinto ligeramente pálido (ver ficha haciendo click aquí) , como por ejemplo un Pinot Noir. Sin embargo, este vino de gran cuerpo, a menudo ha sido catalogado como uno de los mejores de España, a pesar de que está lejos de la idea que tenemos la mayoría de nosotros de que un rosado tiene que ser "ligero y afrutado”. En el otro extremo, tenemos los rosados ​​pálidos que parecen tan ligeros que nos sorprende cuando vemos 13 grados de alcohol en la etiqueta. Sin embargo, aunque recientemente las bodegas españolas están empezando a producir rosados de ​​color pálido con el fin de satisfacer la tendencia, realmente tenemos que buscar fuera de España para encontrar lo mejor de estos vinos y el origen de esta última moda.

Los rosados ​​de Provence en Francia durante mucho tiempo han sido reconocidos por su complejidad y calidad. Por ley, tienen que elaborarse a partir de un mínimo de dos variedades de uva y muy a menudo tienen un máximo de cuatro. Las variedades más utilizadas habitualmente son la Garnacha, Syrah, Cinsault, Mouvedre y Cariñena. Estos vinos son engañosamente de color pálido, por lo que uno interpreta que el vino va a ser simple y fácil. Sin embargo, el contenido alcohólico tiende a ser alto y el vino es complejo y con muchas notas de sabor. Estos vinos tienden a ser relativamente costosos, debido a la dificultad de la cosecha de las diversas variedades de uva en su momento óptimo de madurez, todas más o menos al mismo tiempo. La calidad y la riqueza de sabores de estos excelentes vinos garantizan que cada año su demanda aumente. El Valle del Loira también produce excelentes vinos rosados​​, con, probablemente, vino dulce más ligero “Rosé d' Anjou”, siendo el más conocido junto con el Rosé del Loire, también muy populares. Aquí las uvas Cabernet Franc, Gamay y Grolleau son las más utilizadas.

Pero ¿dónde nació el interés por la actual moda del rosado pálido? Fue, casi seguro que en California, en la bodega Sutter Home donde se elaboró su famoso Blossom Hill con la uva Zinfandel blanco. Cuando se elaboró por primera vez, fue una novedad que creó tendencia. Elaborado con la uva Zinfandel tinta, y dejando el mosto en contacto con los hollejos de la uva por un período muy corto de tiempo, fueron capaces de lograr un vino rosado pálido muy atractivo. Casi inmediatamente este estilo inusual de vino se convirtió en una moda. El “blush”, como actualmente se le conoce, pálido y delicado en apariencia, pero con una maravillosa entrada en boca. La uva Pinot Grigio italiana produce un “Blush” muy exitoso comercialmente, ligero y sabroso, pero al mismo tiempo, con mucho cuerpo y grado alcohólico.

Pero los rosados también sobresalen en la producción de vinos espumosos. Casi todos los vinos espumosos rosados ​​son sensacionales y se pueden adaptar a todos los bolsillos. El vino de aguja español, produce algunos vinos espumosos realmente sabrosos y fáciles de beber. Tal vez sea con los vinos espumosos donde el rosado encuentra realmente su identidad, como por ejemplo, el enorme éxito Lambrusco Rosado, ideal para las personas más jóvenes que están empezando a disfrutar de un vino fresco , divertido y fácil de beber. Los Prosecco italianos o el Cava español también producen algunos excelentes espumosos. Los Crémants, son vinos franceses espumosos elaborados por el método Champenoise pero fuera de la región de Champagne, se hacen en siete diferentes regiones de Francia. Sin embargo, la estrella de este tipo de vinos es el Champagne. Una de las pocas denominaciones controladas que realmente permite la mezcla de vinos blancos y tintos para producir el vino rosado final.

¿Quién puede resistirse a tomar una copa de Champagne Rosé?

¡¡Así que brindemos por olvidar ya este duro invierno y por ver el mundo de color de rosa!!

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Agregar un comentario
Nombre:*
Email:*
Mensaje:*
  Captcha
  Agregar un comentario